Marqués de Riscal: la Ciudad del Vino

En la pintoresca villa de Elciego (Rioja Alavesa) se respira la genuina cultura del vino por todos sus rincones. En sus 17 bodegas, pequeñas, medianas y grandes, invade un entusiasmo por todo aquello que rodea su elaboración, y un enoturismo consolidado, que los hace extraordinarios. Toda esta zona geográfica está preparada para un enoturismo cercano y monumental, apoyadas por un rico patrimonio artístico y una gastronomía que la hacen un enclave ideal para los amantes del vino. Algunas de sus bodegas están amparadas bajo la Denominación de Origen Calificada Rioja.

 

Llegando al corazón de la villa de Elciego, conectas con el espectacular entorno que envuelve la zona: viñedos, arte y tradición sobre unas tierras con mucha historia. Desde la lejanía, destaca la Iglesia Parroquial de San Andrés del S.XVI, pero ya hace años que no tiene todo el protagonismo. Un diseño vanguardista del S.XXI parece desafiarla. No te dejará indiferente esta confrontación centenaria. O la detestas o te enamora. No hay término medio para esta creación rupturista que contrasta con las bodegas decimonónicas del entorno.

Marqués de Riscal. Elciego, Rioja Alavesa.

Ciudad del Vino Marqués de Riscal. Elciego, Rioja Alavesa.

Todo este impresionante complejo es la Ciudad del Vino de Marqués de Riscal. Este proyecto acoge con un imponente diseño y una renovadora arquitectura: bodega, hotel, SPA, centro de convenciones y dos exclusivos restaurantes. La gastronomía está asesorada por el chef riojano Francis Paniego, tres estrellas michelín, que completa una oferta para el disfrute de los cinco sentidos. Todo el recinto es un apasionante homenaje al mundo vitivinícola, donde se funden tradición y vanguardia, con el fin de poner en valor su historia y sus vinos. Un modelo revolucionario de entender todo el proceso de elaboración de sus caldos, donde el icono es su arquitectura. Sus vinos están amparados en la D.O. Ca Rioja, D.O. Rueda y Vino de la Tierra Castilla y León.

Hotel Marqués de Riscal.

Hotel Marqués de Riscal. Rioja Alavesa.

Diseñada por el prestigioso arquitecto canadiense Frank O. Gehry, el Hotel Marqués de Riscal está situado en el epicentro de la bodega. Destaca por su diseño fraccionado con la explosión de sus onduladas formas envolventes en diferentes niveles. Las tonalidades del titanio no están escogidas al azar, sacadas de la tierra y de la propia empresa: rosa (alusivas al vino tinto), oro (de la malla que envuelve sus míticas botellas) y plata (de la cápsula que forra el tapón de corcho). La intención del arquitecto fue que el edificio pareciera estar flotando entre la calma de los viñedos. La revista norteamericana Wine Enthusiast, referente en el sector, premió a Marqués de Riscal como “Mejor Bodega Europea” en 2013.

Detalle de las placas de titanio, bodega Marqués de Riscal.

Detalle de las placas de titanio. Bodega Marqués de Riscal.

“La catedral” es el santuario donde se custodian las mayores reliquias de la bodega. Es una colección exclusiva compuesta por las botellas de todas las añadas producidas desde la primera en 1862. La añada de 1929, fecha de nacimiento del arquitecto, fue la encargada de convencer a Frank O. Gehry de asumir el reto arquitectónico que le propusieron desde Marqués de Riscal.

La catedral aguarda los vinos de todas las añadas. Bodega Marqués de Riscal.

“La catedral” aguarda los vinos de todas las añadas desde 1862. Bodega Marqués de Riscal.

Jaula con botellas en crianza en "la catedral". Marqués de Riscal.

Jaula con botellas en crianza en “la catedral”. Marqués de Riscal.

Frank O. Gehry es un arquitecto de prestigio mundial. Fue el encargado de realizar todo el proyecto y supo plasmar su particular estilo. El Museo Guggenheim Bilbao, Dancing building de Praga, o la Sala de Conciertos Walt Disney en Los Ángeles (EE.UU.) son varias de sus creaciones que están repartidas por todo el mundo. Premio Pritzker de Arquitectura en 1989 y Príncipe de Asturias de las Artes en 2014 son algunos de sus numerosas distinciones. Es un arquitecto que considera la expresión de su trabajo como un arte, tratar la arquitectura como si fuera una escultura de grandes dimensiones. El diseño de esta bodega fue un auténtico desafío, ya que tuvo que unir tradición y progreso, respetando la historia de la propia bodega Marqués de Riscal (1858), una de las más antiguas de Rioja.

Frank O. Gehry y la maqueta del proyecto Ciudad del Vino: Marqués de Riscal.

Frank O. Gehry y la maqueta del proyecto Ciudad del Vino: Marqués de Riscal.

¿Qué no te lo crees? Desde su web nos invitan a un alucinante tour virtual 360HD donde podemos pasear libremente por todos sus espacios, desde la bodega hasta las mismas habitaciones del hotel.


Tour virtual 360HD Marqués de Riscal


 

Otra ronda...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR